Se cumple un año del dramático temporal que azotó a Huinca

 Este 11 de octubre se cumple un año de un dramático hecho que difícilmente olvidaran los huinquenses, una tormenta sin precedentes en la zona azotó a Huinca Renancó con una virulencia pocas veces vista y causó graves daños. 

 Fue un martes alrededor de las 16 horas cuando una masa homogénea azulada cubrió el cielo huinquense para dar paso, prácticamente sin aviso, a una fuerte pedrea con fuertes ráfagas que se extendió más de diez minutos. Pareció una eternidad. 


Tendidos eléctricos dañados, árboles caídos por doquier, techos perforados por la piedra, viviendas inundadas, voladura de techos, autos dañados y animales muertos o lesionados, fue el dramático saldo de este temporal que lamentablemente tuviera una segunda parte una semana después casi tan violenta como la primera. 

  Los vecinos afectados azorados por lo sucedido no podían creer lo que había pasado la ciudad era otra, en postales de las horas después se podía ver como los vecinos se subían a los techos para quitar el hielo que vencía las estructuras, el canal de desagües del Bulevar Olivero estaba cubierto por un compacto bloque de hielo y familias enteras fueron evacuadas por riesgo de derrumbe. El desastre en primera persona. 

  A un año Huinca logró reacomodarse y salir de la emergencia paso a paso con una importante labor solidaria entre vecinos y el Municipio local, con la ayuda de los gobiernos centrales que brindaron aportes a los afectados, hoy familias siguen padeciendo algunas consecuencia, pero la situación indudablemente es otra, sin embargo el estigma sigue presente. Como si fuera ayer. 

Comentarios

Comentarios