Guatrache: La Justicia allanó un corralón municipal por uso irregular de Glifosato

glifosatocb6b36cc-e1536925318618

Los fiscales Juan Bautista Méndez y Soledad Forte se constituyeron en el corralón de la Municipalidad de Guatraché, donde realizaron un allanamiento y una inspección ocular. Lo propio, hicieron en el predio donde funciona el basurero de esta localidad.

Los procedimientos se llevaron a cabo ayer por la mañana en el marco de la investigación que se inició por la denuncia formulada por Héctor Rolando por el uso ilegal e irregular de Glifosato.
Los representantes del ministerio público fiscal estuvieron acompañados por personal de la Comisaría, y por el jefe de la Agencia de Investigación Científica Germán Young, quien tomó muestras a los fines periciales. Las diligencias contaron con la presencia del subsecretario de Ambiente, Fabián Tittarelli, quien estuvo junto al abogado Marcelo Turnes y un veterinario de la repartición, informó la fiscalía.

Bidones.

Los funcionarios judiciales constataron personalmente que todavía se encontraban los montículos de bidones, tal cual se había ilustrado mediante fotografías que el propio municipio subió al facebook hace algunos días, lo que también desató diferentes cruces entre vecinos que cuestionaban ese tipo de tratamiento por parte de la comuna.
Las diligencias efectuadas por el MPF de General Acha representarán elementos probatorios que serán agregados al legajo 15348 que se encuentra en plena etapa investigativa.
Todo comenzó a partir de la denuncia que Rolando formuló contra el intendente de Guatraché, Sergio Arrese. Se le atribuye haber utilizado de manera ilegal e irregular el herbicida Glifosato generando un grave riesgo a la salud de la población.
En ese entonces sostuvo que “la comuna utiliza el pesticida con mochilas de fumigación dentro del radio urbano para erradicar malezas en plazas, veredas y espacios verdes”, tarea que el personal municipal realiza “sin barbijos ni control de dosis, incumpliendo la ley provincial de agroquímicos (1173)”. Rolando denunció que en el corralón municipal, que está en el centro de la ciudad, “se acopian bidones linderos a su propiedad”.

Esposa.
La parte más sensible y delicada de la denuncia de Rolando refiere a la salud de su esposa. “Importante resulta poner de manifiesto a la Fiscalía, más allá de que es de público conocimiento, que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC por su sigla inglesa), dependiente de la Organización Mundial de la Salud, incorporó al glifosato en la lista de sustancias carcinógenas para humanos desde 2015”.
Sucede que su cónyuge es atendida en un efector de salud santarroseño y allí fue consultada por su médico sobre “si tenía contactos con pesticidas o glifosato” por las manchas aparecidas en un pulmón, según las tomografías. Ante ello, el fiscal que recibió el caso, Juan Bautista Méndez, ya solicitó al Sanatorio Santa Rosa la historia clínica de la mujer.
Con respecto a la cantidad adquirida, para Arrese “fue mínima, apenas un bidón, la cual es inocua”. La aseveración fue desmentida por el apoderado legal de Rolando, Guillermo Galcerán, al agregar al expediente la factura Nº 868 del 3 de noviembre de 2017 de la firma Agronomía Guatraché, donde surge que la comuna adquirió 40 bidones de Glifosato Action Full y Glifosato Magnum Super II.

Fuente La Arena

Comentarios