En los días mas fríos una Escuela se puso a tejer frazadas para familias huinquenses

La demanda social aumentó considerablemente en los últimos días, la situación económica general y la llegada del invierno son factores que golpean de lleno a decenas de familias de la localidad.
El IPEM 141 no fue indiferente a este panorama y volvió a reeditar el programa “Solidaridad al Cuadrado” que ya es el sexto año que se realiza en la Escuela, la iniciativa comprende que los alumnos y docentes recepten donaciones de lana y dediquen un día a tejer frazadas para quienes más lo necesitan.
La convocatoria fue abierta a toda la comunidad para que colaboren con un poco de tiempo para tejer o bien poder sumarse donando la lana para poder realizar las frazadas. Es así que alrededor de 150  alumnos participaron de la actividad que se desarrolló en horario de clases, a la que además se sumaron vecinos.
Rosario Martínez, Gino Grancara y Delfina Gastaldo, alumnos que integran el Consejo de Administración de la Cooperativa escolar del Colegio secundario, dialogaron con Puntal sobre la actividad y agradecieron los aportes recibidos para poder realizar esta tarea que se extendió desde las 8 hs hasta las 16.
Es así que el salón principal de la Escuela se vio desbordado de eventuales tejedores que se confundían entre alumnos, docentes y vecinos que colaboraban, todos juntos por un objetivo en común. Los chicos de la Cooperativa además repartían café y criollitos para entibiar la fría mañana del miércoles mientras se daba vida a las agujas.
“Están todos los chicos del Colegio, teníamos muchos kilos de lana y empezamos por ovillar para luego comenzar a tejer. Cuando difundimos la campaña comenzamos a recibir donaciones ayer nos trajeron cinco kilos de lana y hoy llegaron dos kilos más y todo lo que aportan los chicos del colegio”, señaló Rosario.

“Es muy lindo porque ver a los chicos trabajando en esto. Es reconfortante Hay que poner a los chicos en un día de clases que nunca tejieron y nunca ovillaron. Queríamos agradecer a la Cooperativa y a la Municipalidad para poder trabajar, están todos los docentes colaborando y se convocó a toda la gente que quiera ayudar. Nosotros estamos trabajando para ayudar a alguien que está pasando un momento difícil, nos ponemos en su lugar. Es dar un aporte para que otros puedan estar un poco mejor”, señaló Gino.
Cabe agregar que mas allá de este día en particular el proyecto continua donde se receptan ropa de lana que este en desuso para destejar y armar las frazadas.
En años anteriores se llegaron a realizar alrededor de 30 frazadas que después fueron llevadas por los alumnos al Área Social del Municipio y a Caritas para que sean entregadas a las familias que las necesiten.
Son numerosas las familias que acuden a los centros asistenciales en busca de frazadas, ropas y alimentos. En este sentido, los chicos pusieron en práctica los valores cooperativos, que vuelven a trascender la escuela e instalarse con fuerza de manera solidaria en la comunidad.
Incremento de la demanda social
Cabe agregar que días a tras el propio mandatario municipal, Oscar Saliba, había señalado a Puntal que se nota una mayor necesidad en familias que recurren a la entidad madre para solicitar ayuda para poder cubrir los gastos de compra de alimentos o calefacción.
En este sentido la situación económica reinante y las bajas temperaturas generaron una mayor demanda en los roperos comunitarios y merenderos de la localidad.
Comentarios